zanahoria

Sin leche ni lácteos: La mejor tarta de zanahoria

No sé si a ti te está pasando también, pero en casa, durante la cuarentena, ¡estamos todo el día cocinando! Y todos los antojos están cobrando vida… ¿¿Tarta de zanahoria…?? 🤤

Y claro, el tener tanto tiempo como que te empuja irremediablemente a experimentar y todas las recetas que amas se ponen en cola esperando su turno, ¿no? Ok, ok, hablaré por mí…

37 "RuPaul's Drag Race" Gifs To Get You Through The Holidays ...

Sin embargo, para hacer el encierro más llevadero y saludable y que no se nos vaya de las manos (está bien comer algo dulce de vez en cuando, ¡pero no todo el día!) hemos pactado una cosa:

si queremos algo dulce, lo tenemos que hacer en casa. Fair enough porque antes del encierro solo comíamos dulce si íbamos a hacer brunch y nos llamaba alguna tarta.

Ok, trato hecho. Solo que hay otro pequeño detalle… ¡Soy alérgica a la leche de vaca! Así que nuestro dulcecito en cuestión no puede llevar lácteos. Y… cómo no, voy a modificar la receta para adaptar el uso de azúcar.

Primero, por salud. Ya sabes que incluso los dulces que hacemos en casa, por muy caseros que sean, si llevan harina refinada y un montón de azúcar, no dejan de ser alimentos para consumo ocasional. Casero, eso sí…, pero no saludable. Lo siento…

Y segundo, porque una vez que empiezas a saborear el sabor real de los alimentos te das cuenta que en realidad no necesitamos taaaaanta azúcar añadida. Está bien tomar un dulce y calmar esas ganas de azúcar que tenemos. Yo estoy 100% de acuerdo y a favor de eso.

Ahora bien, hay dulces que están asquerosamente dulces y empalagosos. Con menos azúcar puedes disfrutar de un capricho de vez en cuando sin sacrificar el sabor. Y ese es mi reto. Encontrar un equilibrio adecuado.

La receta que nos inspiró está en GoDairyFree.org, te la enlazo aquí por si prefieres hacer la original (tú te lo pierdes, tú verás).

Y como su nombre indica, está hecha fundamentalmente de zanahoria. Así que es un win-win, no deja de ser un dulce pero mira, ¡lleva un montón de vegetales dentro!

GIF - That's so exciting clap clap clap GIF - Viral Viral Videos

Y sin más rollo, aquí te dejo la receta. Como siempre, si te animas, cuéntame qué te parece y etiquétame en tus fotos! Quiero ver lo bien que nos alimentamos durante la cuarentena.

¡Que aproveches!

Tarta de zanahoria sin lácteos
Tiempo de preparación /Prep time
1 h
Tiempo de cocción /Cook time
50 min
 

La mejor tarta de zanahoria sin leche ni lácteos y súper fácil de hacer.

Plato /Course tags: Desayuno, dulce, merienda, Snack
Cocina /Cuisine tags: Dairy free
Keyword: dairy free, sin lácteos, sin leche
Raciones /Servings: 8 raciones
Calorías /Calories: 270 kcal
Autor /Author: Cristina
Ingredientes /Ingredients
  • 4 zanahorias hermosas unos 300g en total
  • 2 huevos
  • 100 g azúcar puedes poner más si te gusta más dulce
  • 65 ml aceite de oliva o cualquier otro, puede ser de coco, asegúrate de que esté líquido
  • 175 g harina mejor si es integral, puedes utilizar de avena
  • 1 cdita levadura en polvo o polvo de hornear
  • 1 1/2 cdita canela en polvo
  • 1 trozo de jengibre rallado puede ser jengibre en polvo, usa 1 cdita
  • 1 cda brandy puedes utilizar vainilla si no quieres emplear alcohol
  • 50 g pasas yo utilicé arándanos secos
  • 1/2 cdita nuez moscada recién molida
  • 1 puñado nueces troceadas totalmente opcional
  • 1/2 cdita sal fina
Elaboración paso a paso /Instructions
  1. En primer lugar, ralla las zanahorias y el jengibre. Colócalos en un bol y mézclalo bien con la mitad del azúcar y las pasas (o arándanos en mi caso). Déjalo reposar durante 45-60 minutos.

  2. Mezcla los ingredientes secos en otro bol: harina, levadura (bicarbonato o polvo de hornear), canela, nuez moscada y la sal.

  3. En un tercer bol, un poco mayor que el primero, bate los huevos con el azúcar restante, brandy o vainilla y el aceite. Mezcla bien y ve añadiendo poco a poco el bol de la harina, asegurándote de que va quedando todo bien integrado. Agrega por último las nueces y revuelve bien para que queden integradas en la masa.

  4. A continuación, añade la zanahoria rallada después del reposo y mezcla todo bien antes de pasar al molde, previamente engrasado.

  5. Por último, hornea la tarta en el horno precalentado a 180º durante 45-50 minutos o hasta que la pinches con un palito y salga limpia.

Notas de la Receta /Notes

Ya sé, ya sé... que una tarta de zanahoria sin frosting no es nada... 
Te digo dos cosas: ¡estamos en cuarentena! Así que aprovecha y quítate el gusanillo de dulce con esta versión un poquito más ligera.

Además, yo soy alérgica a la leche, y normalmente el frosting lleva lácteos, así que ya me he acostumbrado a tartas "sin adornos". Puedes hacer dos cosas aquí, o te preparas un frosting de anacardos (yo no lo hice porque no tengo control con él, me gusta demasiado y soy capaz de dejar la tarta sin techito el primer día!🤪), o si no tienes alergias te preparas uno de toda la vida.

La última opción, mi preferida: si quieres comer tarta pero tampoco pasarte esta cuarentena y comer sin control, haz una versión un poquito más sana acompañándola de un poco de yogur (vegetal o no, según prefieras) y canela. Deliciosa. Prueba y me dices.

¡Que la disfrutes!

 

carbohidratos 4

¡Se acaba!: Dieta baja en carbohidratos

Pues sí, ponemos fin al mes de dieta baja en carbohidratos esta semana. ¿Que cómo ha ido? Pues vamos a ver ahora mismo.

De nuevo, la semana no empieza con buen pie. Tengo muchísima alergia el lunes y me siento súper mal por la inminente llegada de mi menstruación (ya te conté la semana pasada lo mal que suelo sentirme la semana previa). Estoy experimentando síntomas muy molestos esta vez, como una hinchazón anormal en las mamas (y una sensibilidad extrema), y mucho, mucho cansancio, además de dolor de cadera. Estoy segura de que mis niveles de estrógenos no andan muy bien…

¡La buena noticia es que el dolor de cuello ha remitido! ¡¡Yupi!! Estoy yendo a un quiropráctico que la verdad, me ha devuelto la movilidad articular en el cuello y, ¡vaya regalo! ¡El hecho de poder mover y rotar el cuello en todas direcciones parece casi mágico! ¡Hacía muuuuuuucho tiempo que no me sentía así de bien!

Por lo demás, sigo con mucho cansancio. Me cuesta muchísimo todo. Creo que definitivamente, estoy totalmente quemada. Sí, el estrés tan continuado de estos últimos tiempos ha hecho que mis glándulas adrenales y mi sistema nervioso estén totalmente agotados. Es tiempo de cuidarme y reponerme. Y ahora es el mejor momento.

¿Por qué? Pues porque ya no trabajo en la academia. Las cosas no iban bien para los departamentos de lenguas y han decidido ir cerrándolos. Y mira, a mi me hace bien. Ha sido un año muy duro de trabajo, de estrés, de horas de más, de agotamiento físico y mental… Así que ahora es tiempo de pasar página y querer dedicarme a mi misma. A restaurar todo el año que el estrés ha generado y a quererme y cuidarme, para volver a empezar.

Todo este estrés e inestabilidad, y el hecho de saber que la semana que viene toca dieta nueva me tiene un poco descolocada y algo ansiosa.

Aunque a pesar de todo, ha sido una semana de portarme bien comiendo y seguir más o menos los principios que había establecido al empezar. Excepto el domingo, que necesito algo de hidratos, algo dulce… Y antes de caer en la tentación me pongo manos a la obra y hago unas magdalenitas fit riquísimas!! Echa un vistazo a las fotos, un poquito más abajo y en la cabecera del post.

Aquí te dejo también el cuadro resumen de la ingesta de la semana:

carbohidratos 4

Ahora que empiezo a controlar la dieta y acostumbrarme a no necesitar tantos hidratos, ¡se acaba el mes!

Pero bueno… Aunque a nivel físico no es que me sienta especialmente mejor, no se me ha hecho tan pesada, después de todo. Es más a nivel de coco que otra cosa, porque me he sentido satisfecha la mayor parte del tiempo (de hecho, me he sentido satisfecha de más, con poca comida me sentía llena. No quería comer nada más).

carbohidratos 4 carbohidratos 4

En cuanto a movimiento esta semana, mira el cuadro y la gráfica:

carbohidratos 4

carbohidratos 4

¡Qué casualidad que son las mismas calorías, pisos escalados y km que la semana anterior! ¡Prometo que no lo he hecho a posta!

Esto denota que, al menos el ejercicio, lo he mantenido igual. Es decir, ¡continúo moviéndome!

En cuanto a manejo del estrés, sigo con mis técnicas de relajación y meditación. Cumpliendo mi mini-reto diario de al menos 5 minutos de respiración-meditación diaria.

¿Te apuntas? ¡Así podemos darnos apoyo mutuo! Simplemente hazme un comentario debajo y seguimos en esto junt@s 🙂

Y mucho caminar, tomar el sol y reconectar con la naturaleza, que es algo que tenemos muy olvidado y deberíamos hacer todos siempre que tengamos ocasión.

¡Por mi parte nada más por hoy! La semana que viene analizamos esta dieta, hablaremos de las conclusiones finales, veremos si he bajado mi porcentaje de grasa y peso y daremos algunas consejitos a la hora de probar este tipo de dieta!

¡Espero que te haya gustado el segundo mes del reto! Como siempre, puedes compartir si te parece interesante o escribirme un comentario ahí abajo, contándome tu experiencia 🙂

¡Nos leemos pronto! ¡Feliz semana!