ballymore

Todo muy rico, aunque...: Ballymore Inn

Este post lo escribe @lothh_greenleaf. Hemos decidido encargarnos ambas de la redacción de reviews para Eatindublin_ y, como novedad, ¡lo haremos solo en español! Nuestro objetivo es crear una guía gastronómica centrada en brunchs (aunque a veces se nos colará algún que otro almuerzo o cena) para hispanohablantes. ¡Esperamos que te guste y que nos vayas dejando tus comentarios!

Aprovechando que Cristina no trabajaba el fin de semana, decidimos lanzarnos a la carretera y viajar hasta Westport, que era uno de nuestros destinos pendientes de la isla esmeralda. Como era lunes y volvíamos con bastante tiempo (además, el camino de vuelta iba a ser largo) decidimos hacer una parada en el camino (Kildare) para comer en el Ballymore Inn. Había oído hablar de él y la carta parecía bastante atractiva, así que tenía muchas ganas de probarlo.

Este es el restaurante de la cocinera Georgina Campbell (que hasta entonces no conocíamos, todo sea dicho ) y está en un pueblecito del condado de Kildare (Ballymore Eustace) que está como a una hora de Dublín en coche. Nos sorprendió al llegar que tuviera una estrella Michelín de este año.

El sitio en sí es un pub tradicional irlandés con decoración bastante clásica y dos chimeneas, una a cada lado, lo que hace que resulte bastante acogedor. Nada más cruzar la puerta nos encontramos con la camarera que nos recibió, la verdad, con muy mala cara (no teníamos reserva, pero era un lunes a la hora de comer y el sitio estaba prácticamente vacío). Esto, de entrada, no nos hizo sentir muy bienvenidas, pero después de desviarnos de nuestra ruta tantos kilómetros (y con el estómago rugiendo), no nos íbamos a ir de vacío.

Una vez ya seballymorentadas, nos decantamos por una pizza al horno de leña con queso de cabra, pesto y pimiento rojo y por el falafel con pan pita (naan) y ensalada de col (no nos podemos resistir ante un falafel en la carta ). Nos gustó mucho que nos sirvieran un plato con deliciosos trocitos de pan, mantequilla y un aceite infusionado con hinojo (creo recordar) como entrante, sin pedirlo.

El pan estabballymorea espectacular, tierno y de masa madre (lo hornean allí mismo), así que no nos pudimos resistir y nos lanzamos de cabeza. En cuanto a los platos en sí, estaban deliciosos, la pizza una de las mejores que hemos probado (con masa crujiente y también casera) y el falafel también era muy rico (al nivel del falafel de Umi Famlafel, que es nuestro falafel favorito en Dublín sin lugar a dudas -de momento-), sin olvidarnos del pan, también calentito y exquisito. Nos costó bastante terminar la comida, y fue más por cabezonería que otra cosa (y por no dejar comida deliciosa) ya que las raciones eran bastante hermosas.

Y para finalizar pedimos unos cafés, muy bien servidos y en sí, bastante bebibles (lo mejor del café es cómo te los presentan, la vajilla es súper bonita y la leche está bien hecha, con un foam muy fino, esponjoso y sedoso para el latte), que los acompañaron de nuevo con unos trocitos de postre, también de parte de la casa (4 trocitos, 2 de brownie y 2 de barritas de avena).

ballymore

Además en el restaurante tienen una sección pequeña de tienda, donde te venden todas las delicias que pudimos probar y muchas cosas más (esos panes de masa madre, el aceite infusionado, pesto, mermeladas, brownies, y el libro de recetas del sitio, entre otras cosas). Hemos de decir que caímos y volvimos a casa con una baguette y un brownie… 

En cuando al precio, no es mucho más alto que la media en Irlanda, pero merece mucho la pena para una ocasión especial. El precio medio del plato es alrededor de 15€ (a menos de que pidas un filetón, que también los tienen y supongo que deben ser de hacérsete la boca agua, teniendo en cuenta la ternera que hay en Irlanda, y que no bajan de los 19€).

En resumen un sitio muy recomendado, para nosotras la única pega la forma de tratarnos inicial de la camarera, que si hubiéramos estado en Dublín, seguramente nos hubiera hecho replantearnos la visita o incluso, darnos la vuelta.

  • COMIDA =     
  • CAFÉ =    
  • TAMAÑO DE LOS PLATOS /PORCIONES =     
  • RELACIÓN CALIDAD PRECIO =    
  • SERVICIO =    
  • LO QUE NOS GASTAMOS = 43.40€ (pizza, falafel, 2 cafés y compra en la tienda de 1 pan y 1 brownie (no nos pudimos resistir )
  • GLOBAL =    
sweet potato brownie

Mouthwatering amazing gluten free brownie: El brownie más saludable, pastosito y sin gluten! ¡Ya está aquí!

Madre mía, la que he liado con este brownie de batata… Y pensar que todo empezó con una batata asada que no me quise comer porque me resultó demasiado dulce… ¡Vaya experimento con éxito!
Si eres como yo y te apasiona la textura pastosita de la batata asada, no te asombrarás cuando te diga que al sacar esa batata del horno, aún caliente y humeante, en mi mente solo pude dibujar un brownie jugosito y húmedo… Así que, voilà, me puse manos a la obra y aquí podéis ver el resultado.

Fueron dos intentos: uno un poco más austero, con 0 azúcares añadidos, totalmente paleo friendly y para el que solo necesitas 6 ingredientes. Aunque he de decir que has de estar muy desenganchado/a al sabor dulce para encontrarlos apetecibles (yo lo disfruté mucho simplemente acompañándolo de un poco de yogur con fruta y canela. Pero si tienes a mano una buena mermelada casera o alguna otra opción que te apetezca, seguro que está espectacular también). Te voy a ser sincera, a mí me encantaron, pero a veces me pasa que preparo postres sin azúcar, invito a la gente y los pobres me miran con unas caras… Mezcla de asco, desilusión y pena… Por eso lo mejor es que lo pruebes y tú misma/o decidas con cuál de los dos te quedas.

Porque el otro… es un placer celestial… Mmmm… Perfecta textura, perfecto punto de dulzor añadiendo un poco de miel pura (con su trozo de panal y todo) y aún así, mucho más saludable que el brownie convencional. No puede ser más sencillo y te aseguro que no solo va a satisfacer tus antojos de chocolate, sino que también va a desplazar a tu receta tradicional, al aportar muchos más nutrientes e ingredientes nutritivos y de calidad.

Aquí te dejo una tabla comparativa, para que acabes de convencerte y ¡te pongas ahora mismito manos a la obra!

  Brownie convencional Brownie de batata
Kcal por porción (consideraré 150g) Con nueces = 650 kcal Austero = 179 kcal
Sin nueces = 687 kcal V. 2.0 = 245 kcal
G de azúcar Con nueces = 51 g Austero = 4,9 g
Sin nueces = 58 g V. 2.0 = 10,6 g
G de fibra Con nueces = 5,6 g Austero = 5,5 g
Sin nueces = 4,5 g V. 2.0 = 4,4 g
G de proteínas Con nueces = 9,6 g Austero = 7,4 g
Sin nueces = 8,5 g V. 2.0 = 7,4 g
Vitamina A Con nueces = 132,6 IU Austero = 14.205,6 IU
Sin nueces = 127,9 IU V. 2.0 = 15.865,9 IU
Vitamina B2 Con nueces = 0,3 mg Austero = 0,3 mg
Sin nueces = 0,3 mg V. 2.0 = 0,2 mg
Calcio Con nueces = 78,1 mg Austero = 90 mg
Sin nueces = 39,6 mg V. 2.0 = 77,9 mg
Magnesio Con nueces = 84 mg Austero = 46,2 mg
Sin nueces = 83,1 mg V. 2.0 = 87,5 mg

Así que vamos al lío, ¡cuéntame finalmente por cuál te decantas y qué te parece el resultado!

 

Sweet potato brownie (el original y austero)
Prep Time
5 min
Cook Time
20 min
Total Time
25 min
 

Aquí lo tenéis, tal y como salió del horno. Solo necesitas 6 ingredientes para prepararlo, totalmente libre de gluten y sin azúcares añadidos. 

Course: Breakfast, Desayuno, Postre, Snack
Cuisine: Alternativa, Casera, Fitness, Paleo, Sin azúcar añadido, Sin gluten
Servings: 9 trozos
Calories: 70.5 kcal
Ingredients
  • 1/2 Batata asada Bien hermosa, la mía pesaba casi 1 kg
  • 3 huevos orgánicos o free range
  • 1 cda harina de coco
  • 3 cdas cacao puro en polvo sin azúcar añadido
  • 1/2 cdita levadura en polvo opcional
  • 1 cda aceite de coco virgen extra
Instructions
  1. Aquí viene la magia, y es que no conozco receta más fácil. Simplemente, pelas la batata y preparas todos los ingredientes.

    Precalienta el horno a 180º mientras tanto.

  2. En el vaso de la batidora o procesador de alimentos, coloca todos los ingredientes. También lo puedes hacer a mano, machacando bien la batata hasta que quede un puré y añadiendo todos los ingredientes, integrando bien, a continuación.

  3. Bate bien hasta que esté todo perfectamente integrado.

  4. Engrasa un molde de horno (puedes poner un poco de papel hornear) y vierte en él la mezcla.

    Baja la temperatura del horno, a unos 160º C y hornea el brownie durante unos 20-25 minutos, o hasta que esté listo (pincha con un palito para comprobar la textura). A mi me gusta un poco blandito y pastoso por dentro, así que lo suelo dejar un poco menos (estuvo unos 20 minutos en el horno).

  5. Saca del horno, deja enfriar y... ¡DISFRUTA!

    sweet potato brownie
Recipe Notes

Como ves, no hay nada más fácil que este brownie. El resultado es bastante interesante, a pesar de no llevar ABSOLUTAMENTE nada de azúcar ni edulcorantes añadidos.

Si eres como yo y te gusta disfrutar del sabor real de los alimentos, te va a encantar. Si le añades unos blueberries por ejemplo, ¡está buenísimo! Y además, el cacao está bastante presente, así que saciarás tu antojo y tus ansias de chocolate con esa textura húmeda y pastosa que le deja la batata y que, en mi opinión, es lo mejor de la receta.

Sin embargo, hay puntos que mejorar y que en la versión 2 ya quedan perfectos:

  • Para adaptarlo a todos los paladares le falta un poco de dulzor. Si prefieres seguir esta receta, añade algo de miel o estevia y tendrás un dulce bastante más aclamado.
  • Para gente muy adicta al chocolate, necesita un poco más. A mi me gusta que el brownie sepa (mucho) a cacao y que además, tenga un color oscuro (de browie, vamos). A este le falta un poquito más de cacao. Si eres como yo, no escatimes y añade otra cucharada. No te arrepentirás.

Te dejo también el valor nutricional de cada porción y los nutrientes que incluye en mayor cantidad (adivinas cuáles?):

Por cada cuadrado (unos 60g aprox):

70,5 kcal

9,7 g de HC (de los cuales, 1,9 g son azúcares)

2,2 g de fibra

2,5 g de grasa

2,9 g de proteínas

En cuanto a vitaminas y minerales, aporta fundamentalmente vit A, vit B2, B6, colina, manganeso, cobre, selenio y fósforo.

¡Postre saludable, súper nutritivo y muy ligero!

Sweet potato brownie v. 2.0, el definitivo
Prep Time
10 min
Cook Time
25 min
Total Time
35 min
 

Ahora sí que sí. El brownie definitivo, corregida la receta para obtener la perfecta textura (pastosa, húmeda...), perfecto punto de dulzor y perfecto toque de chocolate... ¡Deja de sentirte culpable porque aún así, sigue siendo un postre mucho más saludable y nutritivo que la versión convencional!

Course: Breakfast, Desayuno, merienda, Postre, Snack
Cuisine: Alternativa, Dairy free, Gluten free, Sin gluten
Servings: 9 porciones
Calories: 245 kcal
Ingredients
  • 1 kg batata asada
  • 4 huevos de gallinas camperas o ecológicos, grandes
  • 3 cdas aceite de coco virgen extra
  • 2 cdas harina de coco
  • 1 cdita levadura en polvo opcional
  • 75 g cacao puro sin azúcar
  • 60 g miel pura, la mía tiene hasta trozos de panal!
  • 40 g nueces desmenuzadas unas 8 mitades
Instructions
  1. Precalentamos el horno a 180ºC y pelamos las batatas (previamente asadas).

  2. Igual que en la versión anterior, o bien lo mezclas todo con la ayudad de la batidora, o bien lo vas mezclando todo a mano. Yo esta vez lo hice a mano. Primero machacas bien la batata, hasta obtener una textura de puré. A continuación, vas añadiendo los ingredientes (excepto las nueces), mezclando bien cada vez. 

  3. Una vez tengas la masa lista, incorpora las nueces, integrándolas bien en la masa con ayuda de una cuchara.

  4. Engrasa el molde y vierte la masa en él.

  5. Baja la temperatura del horno (unos 160ºC) y hornea el brownie al menos durante 25 minutos, o hasta que esté listo (pincha con un palito, si sale seco o casi seco -a mi me gusta más bien pastosito, siempre lo saco un poco antes- ya está listo).

  6. Saca del horno, deja enfriar y... ¡DISFRUTA!

    sweet potato brownie
Recipe Notes

Mmmm... espero que hagas este brownie y que me digas qué te parece. 

Creo que la sustitución harina --> batata es sublime. No solo añadimos nutrición, fibra y sabor a la receta, sino que también mejoramos el perfil calórico del pastel y, lo que para mí es bien importante, lo hacemos apto para personas que puedan tomar harinas o incluir cereales en su dieta.

Y todo esto sin renunciar a la típica textura pastosa y húmeda del brownie, ¡que es lo que le da gracia! Porque seguro que a ti te ha pasado y te ha roto el corazón alguna vez: escoger una versión de brownie "saludable" (ya sea con menos azúcar, sin gluten, etc.) que, la verdad, tiene una pinta estupenda, y quedarte más cortada que qué, porque eso sabe a cartón, está seco y áspero o simplemente no sabe a nada... Tu decepción no tiene nombre... Y lo peor, ver cómo tus acompañantes disfrutan de lo lindo de un brownie de verdad, con sabor a brownie, y no a cartón seco... ¿Te suena, verdad?

Bueno, pues ya esto no te va a pasar más. Hazlo, pruébalo y me cuentas. 

En esta versión ya he corregido cantidades y, aunque sigue incorporando poquísima azúcar (miel en mi caso, pero puedes utilizar estevia, xylitol o cualquier otro endulzante que te guste. Ya sabes que mis preferidos son la estevia, la miel o NADA), el sabor es increíble. No esperes algo súper asquerosamente dulce, porque no es mi estilo. Eso sí, vas a flipar con el sabor a chocolate y esa textura... mmmm.... 

Por supuesto, puedes crear tus propias variaciones, sobre todo si aún estás muy enganchada/o al azúcar (una receta de brownie tradicional lleva alrededor de 250-300 g de azúcar para más o menos la misma proporción de masa! Como ves, ¡la reducción es drástica! Y te aseguro que el resultado de este brownie es increíble! Realmente no necesitamos tantísima azúcar en nuestros dulces, no apreciamos realmente el sabor del resto de ingredientes). También si no te gusta el coco. Yo utilizo harina de coco porque me sienta muy bien y porque necesitas muy poca cantidad para conseguir una textura rica y sabrosa, pero si no te gusta y prefieres añadir alguna otra harina, adelante. En ese caso, necesitarás añadir más cantidad.

Como verás también, ha aumentado la cantidad del producto final. Utilicé más de todo, por eso también la porción ha salido más grande y densa (unos 150 g por cuadradito frente a los 60 g por porción del brownie "austero", medidos en el mismo molde) y aporta más calorías. En mi caso yo no tenía más moldes, pero si tú tienes un molde más pequeñito o prefieres hacer porciones más pequeñas, adelante.

Al añadir otros ingredientes, aumenta el valor nutritivo del pastel. En mi caso, todos los ingredientes son orgánicos (y los huevos free range). Emplea la máxima calidad que puedas permitirte en los ingredientes, el resultado lo valdrá.

En resumen, cada porción (156 g) aporta lo siguiente:

244,9 kcal, 32,3 g de HC (de los cuales, 10,6 g son azúcares), 4,4 g de fibra, 9,5 g de grasas y 7,4 g de proteína.

En cuanto a las vitaminas y minerales, destacan de nuevo la vitamina A, B2, B5, B6, colina, magnesio, manganeso, cobre, fósforo, potasio, selenio y calcio.

¡Espero que te guste!

And for my English friends, I will upload the English version soon! 🙂 Thanks for your patience!