Nice discovery at neighbourhood: This weekend’s review is of Nelly’s (SPA & ENG)

¡Hola a todos!

Seguimos con las reviews del finde. Y esta vez le toca el turno a Nelly’s Cafe (en Drumcondra, tienen otro café en Portobello).

Es un sitio que ha abierto en el barrio hace relativamente poco, concretamente se encuentran en el Business Center de Drumcondra, en el mismo edificio de la escuela de música y la health store Smallchanges, muy cerquita también de la estación de tren de Drumcondra.

Es un sitio que, visto desde fuera llama la atención: tiene una estética un tanto ecléctica, mezclando ambientes rústicos y cálidos con toques vintage un tanto hipster. Sin embargo, es parte del encanto porque de una forma u otra, atrae y te entran ganas de sentarte en una de sus mesas (o de colegio, o de cocina) o en la terraza del porche del edificio, si tienes la suerte de pillar un día con solito, a tomarte un café.

Y eso hicimos. Aunque el día no acompañó como para sentarnos en la terraza, el interior también es agradable. Tienen dos espacios, una habitación muy pequeñita donde se encuentra la cocina y la cafetera, y otra habitación anexa a esta primera, solo con mesas y sillas. Por tanto, aunque en total el sitio no es especialmente grande, esta división de espacios hace que parezca un poco mayor, y esto se agradece, ya que el sitio se llena bastante, especialmente los findes. Sin embargo, cuando nosotras lo visitamos no tuvimos ningún problema para sentarnos, ni tuvimos que esperar nada para pedir o que nos trajeran la comida. Más bien todo lo contrario.

Desde el primer momento el servicio es súper (y recalco, súper) atento y amable. Todos -incluidos cocineros, que puedes ver desde tu mesa si te sientas en la primera salita- te saludan y sonríen al entrar, y eso se agradece.

Nos atienden muy rápido y nos dan tiempo suficiente para pedir.

Respecto al menú, aunque no es lo que se dice extenso, las opciones son más que apetecibles. Al menos para mi paladar: si aparece aguacate en la carta, ya me ganan un poquito más.

No faltan las opciones dulces clásicas en cualquier sitio de brunch en  Dublín: granola casera con yogur y compota de frutas, porridge con canela y nata o tostada francesa con plátano, yogur y sirope (a la que puedes añadir bacon o sirope de arce). La verdad es que no tenían nada de mala pinta y aunque me tentó la granola, me decanté por lo salado para el brunch, como casi siempre.

Dentro de las opciones saladas tenían: sándwich con pechuga de pavo, bacon y una salsa de tomate casera; una versión un poco más refinada del desayuno irlandés, con morcilla, cebolla caramelizada, huevos escalfados, queso azul y tostadas; huevos revueltos con queso sobre tostada (se puede elegir aparte aguacate o bacon); el desayuno Nelly’s, que lleva salchichas de cerdo y puerro, bacon, morcilla, huevo pochado, salsa de tomate y tostada; y, por último, un bagel con salmón ahumado y queso crema, también muy tentador. Además, los finde de semana tienen una opción especial fuera de carta, pero no me hizo mucha gracia. Llevaba una carne estofada que no me apetecía nada en aquel momento.

Tengo que comentar también que me gusta mucho la filosofía del sitio en cuanto a productos que utilizan y elaboran: todo es, dentro de sus posibilidades, local y orgánico (incluidos huevos y lácteos). Además, te aseguran que todo lo que hacen, incluidos pasteles, mermeladas, aliños, salsas y panes, es hecho artesanalmente allí.
img_20161023_113038003Tras un mucho que pensar nos decantamos por los huevos revueltos con aguacate y el sándwich de pollo, además de un café con leche y un flat white (creo que ya lo he explicado antes, perdonadme si ya lo he hecho. El flat white es un café que se parece al cortado en España, es más café que leche. Sin embargo, la leche también se microespuma y se va mezclando con el café, creando una textura súper cremosa). Sin embargo, cuál fue mi sorpresa al pedir aguacate y que me dijeran -eso sí, con una sonrisa amarga, seguro que la camarera también era del club del aguacate- que no había aguacate. Oh… Qué tristeza… La verdad es que se me puso una nube gris sobre la cabeza… Pero bueno, me recompuse rápido y lo pedí con bacon. Total, unos huevos revueltos siempre están ricos.

Y lo estaban. Además de que el plato es espectacular y enorme, los huevos estaban riquísimos. El toque de queso le da un sabor muy especial y el pan está simplemente de 10. Crujiente y tostadito por fuera, jugoso y tierno por dentro. Muy muy bueno, a pesar del aguacate. El bacon, por su parte, tampoco le hacía nada mal. Además, estaba muy bien cocinado y no era una cantidad demasiado grande como para que el huevo perdiera protagonismo, ni demasiado pequeña como para lamentar haber ido allí.img_20161023_113106182

Por su parte, el sándwich también estaba bastante bueno. Un pan muy bien tostado, crujiente y calentito, y el pollo estaba realmente sabroso y tierno. El toque de la ensalada y la salsa de tomate también es muy acertado, añadiendo textura y un toque de acidez y dulzor a la vez al bocata. La verdad es que fue una buena decisión haber ido allí.

Por último, no tuvimos sitio para el postre, acabamos demasiado llenas. Y nos dio mucha pena porque las tartas (había especialmente un brownie de chocolate con una pinta…) tenían una pintaza impresionante… Nos quedamos saboreando el café (bastante bueno también, que no lo había dicho. Cremoso y con la leche en su punto) y disfrutando de nuestro domingo.

Veredicto: sin duda, tendremos que volver a probar el brunch dulce o a merendar. Creo que es un sitio que acabará poniéndose de moda en el barrio en breve: buen precio, ambiente muy agradable y en muy buena zona, servicio muy atento y comida casera y bastante apetecible (además de versiones bastante sanitas y equilibradas).

Valoración final:
  • COMIDA = ♥ ♥ ♥ ♥ ♥
  • CAFÉ = ♥ ♥ ♥ ♥
  • TAMAÑO DE LOS PLATOS /PORCIONES = ♥ ♥ ♥ ♥ 
  • RELACIÓN CALIDAD PRECIO = ♥ ♥ ♥ ♥ ♥
  • SERVICIO = ♥ ♥ ♥ ♥ ♥
  • LO QUE NOS GASTAMOS = 1 revuelto, 1 sándwich de pollo, 1 latte, 1 flat white = 19,60 € (incluída propina 1€)
  • GLOBAL = ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

Hi there!! Let’s keep on reviewing places! This weekend is the turn of Kelly’s cafe, a neighbourhood cafe at Drumcondra (they have another local at Portobello).

It is a recent new cafe opened at Drumcondra Business Center. Located in the same building than the music school or Smallchanges health store, very close too to Drumcondra train station.

If you look at the place from the exterior, it is the typical place that attracts your attention for sure: with a mix of atmospheres, from a warm homemade style to an eclectic and vintage one. However, this is part of its charm, because from one thing or another, you feel like sitting in there, in one of its school or kitchen’s tables, sipping a coffee and looking as the people go by…

And we did so. Although the day wasn’t as good as for seating outside, in the terrace, the interiors are cool too. They have two spaces: a tiny one, with a few tables, the kitchen and the coffee counter. And a second one a little bit bigger. It is another room next to this first one, containing only tables and chairs. That is a great idea, because the place is very packed at weekends. That way it seems more spacious and even cleared.

Regarding the service, I have to say that it is super fast and friendly (even the kitchen staff smiles at you when you come inside). Since the very first moment we arrived, we didn’t have to wait for anything nor felt annoyed with them for anything. Quite the opposite, they were very attentive.

Although the menu is not long itself, the options they offer are more than appealing. At least to me: when I see avocado, everything is different for me!! I like it a wee bit 😉

They serve the the typical sweets options, like homemade granola with yoghurt, organic porridge with cinnamon and cream and French toast with banana, yoghurt and syrup (and the possibility to add bacon and maple syrup). And the truth is that they all were very tempting. Finally, I went for a savoury brunch, as usual.

Within these options, they were serving a roasted chicken with homemade relish sandwich, a healthier and posher version of the Irish breakfast, with black pudding, toast with caramelised onion, poached egg and cashel blue dressing; the house brunch, which was served with pork and leek sausage, bacon, black pudding, poached egg, tomato relish and toast; cheesy scrambled eggs served with toast and the possibility of adding avocado or bacon, and last but not least, a smoked salmon bagel with lemon and herb cream cheese. As you can read, everything was really tempting.

Moreover, they serve a special brunch each weekend but, to be honest, I had already chosen my brunch: cheesy scrambled eggs with AVOCADO, of course!

Before the review, I would like to add that I really like the philosohpy of the owners: they use local and organic suppliers and products as much as possible. They also make everything in house, the bread, jams and relishes are available to take home too, which is very cool!

So, after much consideration we went for the cheesy scrambled eggs and the chicken sandwich. For drinks, a latte and a flat white coffee. Nevertheless, I had an unexpected hitch: they ran out off avocado :O (in their defense, I had to add that the waitress looked really affected, maybe she also belonged to the avocado club). That really made me feel disappointed, but anyways, the bacon one also sounded great. So I went for the cheesy scrambled eggs with bacon.

First of all. I simply love scrambled eggs. I never get tired of them. Having said that, I have to admit that those cheesy scrambled eggs where deadly!! The portion was really huge. I almost had no space for the toast, which was incredibly amazing: perfectly well toast outside and soft and succulent inside. Really, really good… I was really missing the avocado: if these eggs are so rich this way, I couldn’t even imagine how they would be with avocado… Regarding the bacon, it was also very good. Perfectly cooked and in a good amount, not too much for conceal the eggs and not too little so you regret having been to Nelly’s and that they hadn’t avocado…

And the sandwich was also very nice. A good toasted bread (very important part of a sandwich) and tasty and tender chicken. The touch of the salad leaves and the homemade relish really did it for me: adding texture to the final result and a touch of acidity and sweetness which really creates a nice contrast.

Finally, we ended so full that we didn’t have any space for their pastries or cakes. It was a pity, since the cakes looked really amazing, especially a chocolate brownie they had on the counter. So we stayed there, having a good time and tasting our coffees. They were good too, very creamy and with a well made milk. I liked the flat white, it wasn’t tiny and it really tasted bitter and strong while, at the same time, contrasting with the sweetness of the foaming milk.

All in all, visiting Nelly’s was a good decision. We need to come back to try the sweet treats, maybe a coffee in a sunny afternoon.

I think Nelly’s it is going to be soon a very trendy place in the area: very good value, nice atmosphere, friendly and attentive staff and, the most important, homemade, tasty and healthy food.

  • FOOD = ♥ ♥ ♥ ♥ ♥
  • COFFEE = ♥ ♥ ♥ ♥
  • PORTION SIZE = ♥ ♥ ♥ ♥ 
  • VALUE = ♥ ♥ ♥ ♥ ♥
  • SERVICE = ♥ ♥ ♥ ♥ ♥
  • COST = 1 cheesy scrambled eggs, 1 chicken sandwich, 1 latte, 1 flat white = 19,60 € (1€ tip included)
  • GLOBAL = ♥ ♥ ♥ ♥ ♥

[sgmb id=”1″]

Published by

Cristina

¡Hola! Soy Cristina y soy la responsable de que este blog tenga vida. Soy una apasionada de la nutrición, de la comida de verdad, de la cocina y de la vida activa, me apasiona el fitness y todo lo que conlleva sentirse bien, por dentro y por fuera. En este espacio podrás encontrar cualquier cosa relacionada con algún aspecto de la salud, especialmente me interesa la salud de la mujer, los trastornos hormonales (hablaré bastante de tiroides, ya que yo también lo padezco), dietas, diseño de menús y otras cositas que me parezcan interesantes y que estén relacionadas con lo anterior. Por supuesto, esto es un espacio vivo. ¡Así que puedes sentirte libre de participar y comentar lo que te apetezca! Si te apetece leer algo más sobre mi, puedes echar un vistazo en el menú superior "Quién soy". Bienvenid@ a Factoría de Salud y espero que disfrutes la lectura :)

Deja tu comentario :)